Las protestas en América Latina: desde Chile a Colombia

Vienen tiempos revueltos. Las protestas y revueltas en América Latina son constantes, y se refuerzan las unas a las otras. Son como un terremoto, de sur a norte y de norte a sur, se suceden y propagan con fuerza. Y es que, desde agosto, con los incendios del Amazonas y la vuelta a la selva por parte de la disidencia de las FARC marcan un escenario de incertidumbre en América del Sur.

Agosto 2019:

  • El Amazonas arde en Bolivia, Paraguay y principalmente en Brasil
  • Disidencia de las Farc en Colombia decide volver a las armas

Septiembre 2019:

  • Perú y la disolución del congreso

Octubre 2019:

  • Revuelta en Ecuador contra el decreto económico del FMI
  • Chile y la revolución de los 30 pesos

Noviembre 2019: 

  • Elecciones en Argentina
  • Golpe de estado en Bolivia y pucherazo en las elecciones
  • Colombia y las protestas sociales

¿Qué tienen en común todos estos movimientos? varios analistas de la política comentan que este panorama contrasta con el avance de la democracia en América Latina durante la década pasada, antes del estallido de graves crisis políticas en Venezuela y Nicaragua. “Aquí no fracasan los gobiernos; están fracasando los Estados, advierte Marta Lagos en una entrevista con BBC Mundo. Y es que, una de las mayores expertas en opinión pública de América Latina explica que todo esto es un resultado de un fenómeno social que se produce de manera simultanea en estos países debido a que a los gobiernos se les ha olvidado combatir lo mas importante, la desigualdadAun en crecimiento económico en auge desde la crisis del 2008, los estados se enfrentan a problemáticas que siempre han existido, sin atacar las causas y tan solo minimizando el impacto con políticas que van principalmente enfocadas a programas cortoplacistas y subsidiarios.

El economista y exministro venezolano Moisés Naím, radicado en Washington, es uno de los expertos en América Latina que ha intentado ver la ola de protestas como un todo. Y es que no es la primera vez, que tras una época de prosperidad producida por factores externos donde la subida de precios de productos de exportación en América Latina, es seguida por una inesperada caída de la demanda y por tanto del coste, originando un ajuste económico y recortes aumentando así, el desempleo y la inflación. Y es un ciclo que América Latina que ya ha ocurrido muchas veces y aunque tiene un elemento diferente que es muy importante, las bonanzas que hubo a comienzos de este siglo que creó la clase media más numerosa de la historia. Hoy hay más latinoamericanos fuera de la pobreza que nunca antes.

Y muchas veces el principal problema en América Latina es el continuismo del poder por parte de los mandatarios políticos como podemos observar en Bolivia actualmente. Aunque en el pasado se dio en Venezuela, Brasil con Lula o los Kirchner en Argentina. Es por ello por lo que la mezcla del declive de la democracia por el continuismo de las elites y la suma de la demanda de ciudadana de garantías sociales provoca estos fenómenos en muchos lugares simultáneos. Todo ello si se le suma que, por lo general, hay falta de confianza en las instituciones, crisis en la representación y en los partidos políticos y alto nivel de corrupción, acaba provocando todas estas revoluciones ciudadanas que mayoritariamente son pacíficas, aunque unos pocos busquen la violencia como insignia en estas revueltas.

Ese bienestar que persiguen las sociedades en Latinoamérica busca unas condiciones con una calidad de vida que sea adecuada. Y mientras los pueblos no tengan la convicción de que se gobierna para ellos y no para una minoría, las manifestaciones y protestas seguirán…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *